El cuidado adecuado: Así duran más tus zapatillas de running

Los zapatos no pertenecen a la lavadora. Los fabricantes generalmente no garantizan que el pegamento y las costuras se disuelvan durante el ciclo de lavado.

Además, la zapatilla puede saturarse tanto de agua que la amortiguación de la suela se ve afectada, según la Asociación Alemana de Cuidado Personal y Detergentes (IKW).

Pero, ¿cómo te aseguras de que tus zapatos favoritos duren más? Hemos reunido cuatro consejos para usted.

1. Un “lavado de gatos” suele ser suficiente

Una simple limpieza suele ser suficiente de todos modos: las zapatillas sucias y polvorientas se pueden cepillar en seco con un cepillo para zapatos o limpiar con un paño húmedo.

Además, un champú para zapatos disponible en tiendas especializadas o farmacias puede aflojar la suciedad. Incluso en un simple kit de limpieza de zapatos encontrará todo lo que necesita para cuidar sus zapatos correctamente.

2. No pongas los zapatos en el lavado sin protección

Si eso no es suficiente, al menos deberías proteger un poco las zapatillas en el tambor. La IKW aconseja poner el zapato en una red de lavandería o en una funda de almohada vieja en la lavadora.

Se lava a 30 grados en un programa para prendas delicadas o de fácil cuidado.

Algunas máquinas también tienen programas extra para zapatillas. Según los expertos, es posible una temperatura de lavado de 40 grados para los zapatos muy sucios si se componen principalmente de fibras textiles.

Aconsejan agregar un enjuague higiénico, que combate los gérmenes que causan olores, además de un detergente líquido suave.

3. Amortigua el desequilibrio en el tambor.

Todas las partes sueltas como cordones, hebillas, adhesivos y plantillas deben quitarse antes del lavado.

Las zapatillas también deben entrar en el tambor sin más ropa sucia. Sin embargo, esto puede provocar un desequilibrio en el ciclo de lavado, por lo que es bueno amortiguar los movimientos con toallas en el tambor.

De lo contrario, los zapatos pueden dañarse incluso si se lanzan a la ligera.

4. Seca adecuadamente

Después del lavado, los zapatos deben poder secarse bien, lo mejor es rellenarlos con papel de periódico o de cocina y dejarlos al aire libre.

Bajo ninguna circunstancia se deben secar las zapatillas en el calentador.. La alta radiación de calor puede deformar los zapatos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.